Conozcan posibles tácticas de EEUU para atacar a Corea del Norte

Compartir

La amenaza más reciente pareció trazar una nueva línea roja que podría desencadenar un ataque de Estados Unidos y por cuarto día seguido azuzó un intercambio de advertencias entre ambas naciones.

"Las partes implicadas (en alusión a EE.UU. y Corea del Norte) deben evitar declaraciones y acciones que aumenten la tensión", señaló el mandatario chino, según la agencia oficial Xinhua.

La Casa Blanca, confirmó que el presidente estadunidense Donald Trump conversó hoy con su homólogo francés, Emmanuel Macron, sobre la necesidad de enfrentar la situación cada vez más peligrosa relacionada con el comportamiento desestabilizador de Corea del Norte.

Cuando Russert le señaló sobre las preocupaciones de un ataque preventivo por parte de Estados Unidos, el entonces empresario dijo: "No estoy hablando sobre que utilicemos armas nucleares. Y no las están haciendo porque se divierten haciéndolas, las están haciendo por una razón" dijo Trump en 1999. El plan, según la propaganda norcoreana, estará listo a mediados de este mes y se entregará a Kim Jong-un, que decidirá si se ejecuta o no.

"Si pronuncia una amenaza en forma de una amenaza abierta -que por cierto, lo han hecho él y su familia durante años-, o si hace algo respecto a Guam o a cualquier otro lugar que sea territorio o aliado de Estados Unidos, se arrepentirá en verdad y se arrepentirá rápidamente", declaró Trump.

En la fase 3, serían lanzados unas bombas estratégicas y un limitado número de B-1s y B-52s tanto desde EE.UU. como desde la isla estadounidense de Guam (ubicada en el Pacífico occidental) para atacar objetivos específicos tales como bunkers y sitios subterráneos en Corea del Norte. Donald Trump prometió "fuego e ira" a Pyongyang. Posteriormente, Corea del Norte amenazó a Guam, un pequeño territorio estadounidense ubicado a unos 3.200 kilómetros (2.000 millas) de Pyongyang.

"Sí, examinamos las sanciones adicionales a un nivel muy, muy alto", respondió Trump a la pregunta correspondiente de la prensa tras la reunión con el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, y el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, general Herbert McMaster.

Compartir