Trump planea endurecer sanciones económicas contra Corea del Norte

Compartir

El pasado martes, Trump aseguró que si Corea del Norte seguía con sus provocaciones y amenazas se enfrentaría a "fuego y furia como no se ha visto nunca antes", algo que llevó a Pyongyang a amenazar con un ataque contra la isla de Guam, territorio estadounidense y hogar de una importante base naval en el Pacífico Occidental. No obstante, la amenaza de Pyongyang con atacar la isla puede servir de escaparate internacional e impulsar la industria.

Cerca de un millón de personas han visitado este año la nación, que hasta finales del siglo 19 pertenecía a la Corona de España y que forma parte de los territorios no incorporados a Estados Unidos, procedentes en su mayoría de los vecinos Japón, Corea del Sur, Taiwan o China, según los datos oficiales.

Trump y el régimen norcoreano sostuvieron esta semana una guerra retórica, después de que los medios estadounidenses revelaran que Pyongyang había logrado miniaturizar una cabeza nuclear.

Más allá de las bravuconadas, el gobierno del presidente Donald Trump mantiene conversaciones discretas con Corea del Norte desde hace meses para resolver la suerte de sus ciudadanos encarcelados en el país comunista e impedir que se deterioren aún más las relaciones bilaterales.

China exhortó a evitar "las palabras y actos susceptibles" de agravar la tensión, en tanto Berlín pidió "moderación" a ambas partes.

Pero Pyongyang amenaza a menudo con transformar Seúl en un "mar de llamas", y son cada vez mayores las dudas sobre la voluntad real de Washington de defender Corea del Sur aun a riesgo de poner en peligro algunas ciudades estadounidenses.

Beijing es el principal aliado de Corea del Norte, pero recientemente votó en la ONU por un endurecimiento de las sanciones económicas impuestas al régimen de Kim por continuar su programa balístico y nuclear. "Nadie quiere una solución pacífica más que su presidente Trump", añadió.

El multimillonario republicano fue endureciendo el tono hasta declarar el viernes que "las soluciones militares" estadounidenses "están listas" para ser desplegadas contra Corea del Norte.

Una industria clave para los 163,000 habitantes de la isla que esperan crezca una vez se rebaje el nivel de alerta tras los planes de Corea del Norte de lanzar un ataque balístico en sus aguas.

Ante la consulta de si Estados Unidos estaba preparado para una guerra con Corea del Norte, respondió: "Creo que saben cuál es la respuesta".

Debido al aumento de la tensión con Corea del Norte, que según la inteligencia estadounidense podría poseer ya una ojiva nuclear para montar en un misil intercontinental, Trump anunció un aumento en el gasto de sistemas antimisiles.

"Si Corea del Norte hace algo en términos de pensar en atacar a alguien que amamos o que representamos, o nuestros aliados o nosotros, pueden estar muy muy nerviosos", expresó.

Compartir