Rubí le da al reguetón, mientras su abuela muere de hambre

Compartir

Ellos sobreviven de la recolección de PET. Luce agotada por el tiempo y el abandono entre las paredes de la casa edificada con restos de ladrillos ubicada en Matehuala, San Luis Potosí. Un hijo enfermo, también de la tercera edad, la cuida, la asea y sale a la calle a recolectar material de reciclaje para venderlo y darle de comer a su madre.

Mientras su abuela sobrevive gracias a la recolección de PET, rubí se da la 'gran vida' y presume su video a ritmo de 'perreo'.

Demetria García Puente, es la abuelita paterna de Rubí Ibarra García, "la quinceañera más famosa de México", quien se encuentran en condiciones económicas desfavorables.

Felipe se ve limitado en poder hacer más, está saliendo de una cirugía de cataratas a la que fue sometido... Su hermano, Crescencio Ibarra García, padre de Rubí, asegura no se ha parado por ahí.

Después de esta publicación de Excélsior, la joven ha sido duramente criticada por parte de las personas en las redes sociales, ya que ella ha asegurado que con su fama le gustaría ayudar a los suyos a salir adelante, pues parece que a su abuela no. Su trabajo es andar recolectando material de reciclaje, con lo que logra obtener unos 50 pesos, a veces hasta 90, cuando es un día de buena suerte. Además, sobre la famosa fiesta, dijo que no fueron invitados: "Nos enteramos por vecinos que en el mes de diciembre su nieta Rubí Ibarra cumplió quince años, no nos invitaron porque somos pobres", dijo.

El hermano de Crescencio dice que le pide a Dios que cuide de su progenitora, que es su único refugio, "la veo como si fuera mi hija pero dentro de la pobreza que nos agobia, aunque me encuentro enfermo, temo que Dios me llame primero y mi madre quede en el desamparo".

Compartir