Renuncia un sacerdote denunciado por pedófilo

Compartir

Según contó González, el sacerdote presentó la renuncia quince días atrás, luego de que dos mujeres lo denunciaran en la justicia por abusos cometidos cuando eran menores. Además, dijo que hacía un año que el sacerdote tenía una licencia: "Estaba en un año sabático".

Mailín, junto a Jazmín Detez, otra ex alumna del colegio, fueron las primeras en denunciar al cura, y luego se sumó a la investigación el testimonio de Cecilia Burgos, quien acudió el jueves a la UFI 14 de San Martín para radicar la acusación. Así se lo confirmó Eduardo González, el vicario general de San Martín.

"El padre José renunció el 26 de junio porque quería formar una familia, así que es imposible que podamos abrir un proceso canónico porque él ya no es más cura, no tiene una relación formal con la Iglesia: por eso, el procedimiento se llama renuncia y suspensión", aseguró el vicario de San Martín, Eduardo González, a Télam. Seis personas -dos sacerdotes, una monja y tres empleados de un instituto para niños sordos en la provincia de Mendoza- se encuentran imputadas y detenidas por varios casos de abuso sexual a menores de entre 10 y 12 años.

Desde el colegio San Francisco Javier señalaron hoy a Télam que para "cualquier información hay que remitirse al Obispado de San Martin", donde sin embargo se negaron a brindar declaraciones respecto del caso del sacerdote. "Nosotros empezamos a tener mas conocimiento del asunto cuando aparece el tema en las redes (sociales)". La joven confesó que necesitó de muchos años de terapia psicológica para asumir lo que le había pasado y animarse a denunciar al religioso, que era cercano a su familia.

"Todo abuso es un delito", dijo González, quien aseguró que con la denuncia en la justicia civil lo que se busca es resguardar "el supremo bien del niño sobre todas las cosas".

La denuncia fue presentada el 6 de abril pasado en la UFI 14 de San Martín y fue caratulada de "abuso simple y gravemente ultrajante" y el exsacerdote podría recibir hasta ocho años de prisión.

El vicario recordó que José fue apartado de sus tareas como sacerdote al frente de la parroquia siguiendo "en principio el protocolo que señala (el papa) Francisco".

Compartir