Murió George A. Romero

Compartir

El mítico directos, según precisó Grunwald, murió mientras escuchaba la banda sonora de una de sus películas favoritas, "The Quiet Man" (1952), acompañado por su esposa, Suzanne Desrocher, y su hija, Tina. La cultura popular, tanto en cine, televisión y videojuegos le debe mucho y le da las gracias a este hombre.

Rodada en Pittsburgh con un presupuesto de 114,000 dólares, ese filme sobre un grupo de personas acorraladas por zombis en una granja de Pensilvania recaudó 30 millones y se convirtió en un clásico de culto con el paso de los años, especialmente por su mensaje contra el capitalismo durante la era de la contracultura.

"Night of the living dead" filmada en blanco y negro y con un formato de 16MM representa un hito en el cine de terror.

Después de "La noche de los muertos vivientes" Romero genera quince largometrajes más de los cuales destacan "Tierra de los muertos" del 2005, "El amanecer de los muertos vivientes" 1978 y "The Crazies" de 1973, estas últimas dos fueron re versionadas, la primera en 2004 y la segunda en 2010.

A Romero siempre le gustaba recordar que, aunque los muertos vivientes vayan siempre relacionados con su nombre, en realidad él escribe "historias humanas". "Pero jamás me dejarán rodar otro tipo de historias".

El legado del subgénero de los zombis en el cine es sin duda un mérito de este inolvidable realizador neoyorquino.

Si alguien cambió la dirección del género zombi, es George A. Romero.

"Los zombis pueden ser lo que sea”, contó Romero a The Associated Press en 2008". Es un desastre allá afuera.

Se desconoce aún el lugar donde ocurrió la muerte.

Compartir