Rusia reafirma su solidaridad con Cuba ante "estilo altanero" de Washington

Compartir

Trump condicionó el nuevo acuerdo a que haya avances "concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" en Cuba y la liberación de "prisioneros políticos".

Rodríguez calificó de "grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría" el anunció del republicano Trump el pasado viernes de que revierte parte de la políticas de acercamiento que inició su antecesor en la Casa Blanca, el demócrata Barack Obama.

El periodista y escritor cubano Carlos Alberto Montaner saludó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, busque "endurecer la política de Barack Obama con relación a Cuba".

Para el presidente de la Asociación de Veteranos de Bahía Cochinos (Brigada 2506), Humberto Díaz-Argüelles, Trump se portó "como un amigo, como un señor presidente que ha prometido seguir luchando por Cuba".

A través de un comunicado señala que durante más de 50 años, Cuba ha sido sometida a un férreo bloqueo que ha sido repudiado por la comunidad internacional. "Ahí está la diferencia con estos anuncios de Trump", señaló.

Aunque no quedó claro si permanecerán en pie tras este anuncio, ambas naciones firmaron más de 20 acuerdos en disímiles sectores, incluido el tráfico de personas, seguridad y prevención del terrorismo. Que el régimen imperial, como principal enemigo de los Derechos de los Pueblos pretenda doblegar a la Cuba revolucionaria, sólo pone de manifiesto el ideario y la práctica política de la dictadura imperial, lo que requiere de los Pueblos y los gobiernos democráticos la mayor condena que se haya podido dar nunca, así como la más grande defensa de la Cuba que ha sabido preservar su independencia.

Trump presentó nuevas medidas para limitar el comercio estadounidense con empresas de la isla, en particular las vinculadas a las Fuerzas Armadas cubanas.

Durante una reunión de trabajo que se desarrolló en Miraflores, el jefe de Estado afirmó que los pueblos del mundo estamos con Cuba.

Las medidas impiden a individuos planear sus propios viajes educativos a la Isla fuera de grupos turísticos y establece nuevas restricciones sobre dónde pueden gastar su dinero.

Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, mediante presiones e imposiciones o métodos más sutiles, estará condenada al fracaso, insistió el gobierno de La Habana.

Y los simpatizantes del Ché Guevara, que son muchos en Cuba, han recordado la advertencia del guerrillero cuando advirtió, señalando la dimensión con los dedos de su mano, que "al imperialismo, ni un tantito así". "Para nosotros la normalización tiene que pasar por eliminar el bloqueo económico, devolver el territorio ocupado por la base naval de Guantánamo, la no injerencia en los asuntos internos, entre otros temas" dijo Suárez.

"La administración Obama partía del concepto de considerar al gobierno cubano como un legítimo negociador, esta administración de cierta forma está cuestionando la legitimidad del gobierno en sí", explicó el académico cubano.

Según la nueva directriz presidencial, la embajada de Estados Unidos en La Habana permanecerá abierta y no se afectarán los viajes de los cubano-americanos ni las remesas familiares.

Compartir