EU no se suma a consenso sobre clima

Compartir

El grupo de las siete naciones más industrializadas del mundo, reunidos en Taormina (Sicilia), concluye con una interrogante: la decisión sobre si Estados Unidos respetará o no los acuerdos de París firmados por más de 190 países en 2015 que establecen un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 ºC.

"Comprendiendo este proceso, los jefes de Estado y Gobierno de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido, así como los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea reafirman sus fuerte compromiso para implementar rápidamente al Acuerdo de París", añade el texto.

"Toda la discusión sobre el tema del clima fue muy difícil, por no decir muy insatisfactoria", contó Merkel.

"Estados Unidos no está en posición de sumarse al consenso sobre el cambio climático" se lee en el documento.

El grupo de países más ricos del planeta (G7) prometió este sábado que luchará contra el proteccionismo, pero también contra las "malas prácticas" comerciales, después de las repetidas advertencias del presidente Donald Trump de que defenderá los intereses de su país. "Hay que tener en cuenta el punto de partida, cuando muchos pensaban hace algunas semanas que Estados Unidos iba a abandonar el Acuerdo de París sobre el clima", agregó.

Merkel dijo que las democracias desarrolladas del G7 - Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Estados Unidos y Canadá-mantuvieron una discusión "razonable" sobre comercio en la que acordaron rechazar el proteccionismo.

Trump, que se había comprometido a clarificar la posición de Estados Unidos sobre el cambio climático antes de la cumbre, llegó sin una respuesta a la cita con los otros seis jefes de Estado y de Gobierno de las mayores potencias económicas y adelantó que "está reflexionando" sobre el asunto. "Considero que hubo progresos y que hubo verdaderas discusiones e intercambios", dijo ante la prensa, tras la cita del G7.

Otras cuestiones de indudable importancia, en particular el medio ambiente y el comercio internacional, quedaron pendientes y sin un real acuerdo, a causa del obstruccionismo del presidente estadounidense Donald Trump, aislado en sus posiciones opuestas a las del resto de los participantes, pero que pesaron considerablemente en las conclusiones finales.

Los siete líderes instaron a los gigantes de internet a luchar con más eficacia contra los contenidos radicales, como una medida clave contra el terrorismo yihadista y el reclutamiento de combatientes extranjeros, sobre todo después del ataque de Mánchester cometido por un británico de origen libio.

Ya en Europa, el presidente estadounidense pasó por el Vaticano, donde fue recibido por el papa Francisco, y por Bruselas para participar en la cumbre de líderes de la OTAN, antes de desplazarse a la ciudad siciliana de Taormina para la reunión del G7.

Compartir