Brasil: Presidente Temer autorizó que las fuerzas armadas

Compartir

En mensaje divulgado en las redes sociales, el presidente Michel Temer, minimizó las manifestaciones que exigen su renuncia, remarcó que el país "no paró" y se sigue avanzando en el Congreso con "temas importantes".

A pesar de que la Policía Militar y los bomberos consiguieron controlar las llamas del ministerio de Agricultura y los ataques al resto de edificios, a las 17:00 horas locales (20:00 GMT) continuaba en Brasilia el enfrentamiento entre manifestantes y policías en el centro de la explanada ministerial.

Los manifestantes han prendido fuego a los edificios del Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Hacienda, según reporta Brasil de Fato.

En el decreto de revocación, el presidente señaló que decidió retirar los militares de calles de Brasilia, "teniendo en cuenta la cesación de los actos de vandalismo y violencia y la consiguiente restauración de la ley y el orden en el Distrito Federal, en particular los Ministerios". La medida tiene vigencia hasta el 31 de este mes. Las protestas contra el presidente Temer se agudizan.

"Yo le pedí a Temer que pusiera la Fuerza Nacional (tropa de élite de la policía)" pero no el Ejército, dijo en medio de la sesión de Diputados Maia, comentando la decisión del mandatario brasileño.

Un manifestante fue herido de bala, dijo la policía.

Los manifestantes invadieron al menos cuatro inmuebles y provocaron fuego.

El gobierno de Temer atraviesa una crisis aguda después de la divulgación la semana pasada de una grabación en que el mandatario supuestamente da el aval a un empresario para sobornar a un ex diputado, dos jueces y un procurador.

Temer está contra las cuerdas después de que la Corte Suprema abrió una investigación en su contra a petición de la Fiscalía, que sospecha que el gobernante pudo haber participado de delitos de corrupción, obstrucción a la Justicia y organización criminal.

Varios aliados parlamentarios de Temer ya se preparan para la posible salida del líder conservador, según varios medios brasileños. En caso de que eso se concrete la Constitución brasieleña establece que convoquen elecciones indirectas en el Congreso donde los legisladores elegirán a la persona que completará el mandato iniciado por Dilma Rousseff hasta diciembre de 2018, de allí surge la exigencia de adelantar las elecciones directas para que sea el pueblo quien elija al presidente, teniendo en cuenta que desde mayo de 2016 asumió el poder Temer con un programa de gobierno que no fue elegido en las urnas.

Compartir