Nuevo presidente de Ecuador se compromete con la unidad y la igualdad

Compartir

El oficialista de izquierda Lenín Moreno fue posesionado el miércoles como presidente de Ecuador para el período 2017-2021 por el Congreso, como establece la Constitución.

Apuntó que el bastón también recuerda una alerta de los indígenas de que jamás lo perdonarán si él traiciona el encargo espiritual.

"Hay que regresar a ver los ojos al campo porque hay una deuda inmensa todavía que pagar", puntualizó Moreno en el escenario principal de la ceremonia en la que recalcó: "No los vamos a traicionar, vamos a estar dialogando permanentemente con ustedes".

"A nuestro querido presidente le estamos entregando el bastón de mando para que tenga visión, decisión y humildad", dijo uno de los dirigentes de la ceremonia al recibir a Moreno en el parque incásico de Cochasquí, ubicado en Pichincha (norte).

"Saludamos también al compañero José Serrano, quien fue Ministro del Interior, y como Ministro del Interior vino a Nicaragua varias veces; hoy es Presidente de la Asamblea Nacional del Ecuador, mucho cariño para el compañero José y a Gabriela Rivadeneira, presidenta saliente, ahora Secretaria Ejecutiva del Movimiento Alianza País".

El presidente de Bolivia destacó el acto "originario y milenario" en el que Moreno recibió el bastón sagrado, y se mostró "impresionado" por la concentración en Cochasquí que, anotó, ayuda al mantenimiento de la cultura ancestral y la armonía con la "Madre Tierra".

Morales destacó el llamamiento al diálogo realizado por Moreno al asumir ayer la Presidencia y en un discurso antiimperialista y anticapitalista, convocó a la unidad como "la solución para los pueblos".

Previo a la entrega del bastón de mando ceremonial a Moreno, el nuevo gabinete de Gobierno también participó en un ritual en el que se armonizaron sus energías para un buen desempeño en sus actividades.

Compartir