Melania vuelve a rechazar ser agarrado por Trump en acto público

Compartir

El encuentro entre los líderes se realizó en la biblioteca personal del pontífice, ubicada en el segundo piso del palacio Apostólico del Vaticano.

El papa también ofreció rosarios al séquito del presidente, que además incluía a su asesor y esposo de su hija Jared Kushner, el secretario de Estado Rex Tillerson y su asesor de Seguridad Nacional H.

Otro usuario bromeó con que en realidad no era el papa el que recibió a Trump, sino que Woddy Allen.

Un traductor asistía al encuentro.

Mientras Trump esbozaba una amplia sonrisa, el papa sonrió solo modestamente.

El encuentro había sido fijado tras meses de especulaciones sobre reticencias de Trump, quien sostiene posiciones muy diferentes al Sumo Pontífice en temas actuales como migración, cambio climático, venta de armas, pena de muerte e Islam.

A la hora de despedirse Trump dijo al Papa: "Gracias, no olvidaré lo que dijo".

"Las conversaciones han permitido un intercambio de puntos de vista sobre algunos temas relacionados con la actualidad internacional y con la promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso", expresó el Vaticano en una declaración oficial, destaca el portal noticioso de Radio Fórmula. "Bienvenido" dijo Francisco. "Nos viene bien la paz" dijo Trump. Trump regaló ala Papa una colección de libros de Marthin Luther King originales, y el Papa regalo al mandatario estadounidense una oliva de paz.

"Persiguiendo la paz en nuestro mundo”". El Vaticano, por su parte, indicó que el diálogo entre Francisco y Trump permitió hacer una "especial referencia" a la situación en Medio Oriente y la protección de las comunidades cristianas en esa parte del mundo.

En las redes sociales, las imágenes de la familia Trump en el Vaticano han caído como anillo al dedo para los amantes del humor político, que han encontrado en la fotografía un extraño parecido a los fotogramas de clásicas películas de terror.

Compartir