Real Madrid derrotó al Celta y quedó a un punto del título

Compartir

Cristiano marcó al comienzo de cada tiempo, Karim Benzema y Toni Kroos también anotaron y el Madrid liquidó un partido reprogramado en febrero por mal clima en el estadio del Celta.

La victoria le da más confianza al cuadro dirigido por Zinedine Zidane para encarar el último juego de la Liga como visitantes ante el Málaga ya que la victoria les aseguraría un nuevo título nacional y dejando al Barcelona con la única opción de ganar la Copa del Rey.

Madrid llegará a la Rosaleda sin necesidad de ganar.

De cumplir la misión, el conjunto blanco evitará caer en lo que sería su peor sequía de títulos de liga desde la década de 1980.

El entrenador del Málaga, José Miguel González 'Míchel', ha defendido hoy, implícita, explícita y lacónicamente, la profesionalidad de los suyos ante el partido que les enfrentará en la jornada final de la Liga al Real Madrid y afirmado que sus jugadores y él mismo están centrados en lo suyo. Ante un eventual empate en puntos, el equipo catalán será campeón por sus mejores resultados en los choques directos con el Madrid. Sabemos que el Málaga es un equipo muy a fuerte en casa.

"Hoy dimos mucho físicamente, hay que pensar en recuperar y hacer el último partido de Liga", concluyó.

El Celta de Vigo jugó con uno menos desde el minuto 62 por la expulsión por doble amonestación de Iago Aspas.

El equipo merengue circulaba bien la pelota, llegando con más peligro a los dominios de Sergio Álvarez, que vio pronto como Cristiano celebraba el primer gol al recoger una pelota suelta en el balcón del área para soltar un disparo que dejó clavado al arquero.

El astro portugués abrió el marcador en Balaídos tras recibir un esférico en los linderos del área y definir con un zurdazo al ángulo, por entre las piernas del defensa Gustavo Cabral. Le enfurecía la desventaja, y a la grada, los nervios de Guidetti, que tuvo a Keylor a su merced en dos ocasiones y no pudo ni realizar el disparo.

Compartir